Volver a Artículos

Los hábitos saludables y sostenibles te acompañan en verano

Empecemos con algo positivo. La sensación de libertad tan típica de esta época del año hace posible que cada día sea único. Sin embargo, esto no significa renunciar a los hábitos que hemos mantenido de forma constante meses atrás para llevar un estilo de vida saludable y sostenible.

Es más, incluso ahora que tenemos más tiempo, podemos introducir nuevos hábitos y comprobar, una vez más, que cuidarse y cuidar el planeta, siempre da buenos resultados.

Antes de que sea demasiado tarde, compartimos contigo algunos consejos de Tomando Conciencia Schools para que disfrutes más del verano. Si estás haciendo la maleta, puedes meterlos porque no pesan tanto como parece.

Si tomas el sol, no expongas tu piel directamente sin utilizar un fotoprotector. También puedes aplicarte una crema hidratante y sobre todo beber mucha agua. Nuestro cuerpo la necesita para no quedarse deshidratado, especialmente si practicamos una actividad física. No esperes a tener sed y adelántate.

Comer fuera de casa siempre es una buena idea para descubrir otros productos pero recuerda que las frutas y las verduras te aportarán más nutrientes. Por eso deberían estar presentes en tu dieta. En este vídeo, Nuria, de Masterchef Junior, te da algunos consejos para que los niños también prueben estos alimentos.

¿Cuántas veces al día miras tu teléfono móvil? Limita las horas de pantalla o incluso pon en marcha una dieta digital. Además, como ya sabes, los mejores momentos se graban cuando los miras a través de tus ojos.

Es posible que ahora duermas más pero, ¿cómo es la calidad de tu sueño? Todo es importante cuando se trata de descansar de verdad. Un consejo: no tengas aparatos electrónicos cerca de la cama.

Y al día siguiente, si te despiertas con las pilas cargadas, estarás más que preparado para hacer excursiones, rutas en bicicleta, nadar en el mar… Escoge la actividad que más te guste pero muévete para sentirte bien.

En relación a este consejo, la OMS recomienda que los niños y jóvenes de entre 5 y 17 años, realicen actividades físicas, como mínimo, 60 minutos diarios. Por su parte, sugiere que los adultos dediquen 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada o 75 minutos si la actividad es más intensa.

¿Te apuntas al reto de cuidarte también en verano?

Tú también puedes formar parte del cambio que quieres ver en el mundo. Si dejas que estos pequeños hábitos de vida saludables y sostenibles te acompañen en verano, siempre sales ganando.

Volver a Artículos